CARPE DIEM

¡Buenos días!

Empiezo este blog con un argumento muy simple y a la vez muy complejo: CARPE DIEM.

¿Os acordáis?. El profesor John Keating susurraba a sus alumnos mientras estos miraban las fotos del pasillo. “- ¿Lo oyen?… Carpe Diem, aprovechad el momento chicos, haced que vuestra vida sea extraordinaria-”. Era uno de los mejores momentos de la película “El club de los poetas muertos”.

APROVECHA EL DÍA – APROVECHA EL MOMENTO.

Mi día comienza temprano, cuando suena el despertador y espero a que entre algo de luz por mi ventana antes de poner el pie en el suelo. Son unos diez minutos en los que repaso mentalmente lo que voy a hacer: lo que ayer se quedó pendiente o lo que está apuntado en mi agenda.

Mi trabajo es muy importante. Pero siempre hay un espacio que reservo en mi día para algo que me motive emocionalmente, algo que no tenga que ver con el “deber” sino con el “querer”.
Puede ser un acontecimiento tan sencillo como ir al cine a ver una película o simplemente volver andando a casa por otro camino distinto al habitual. Lo importante es que sea algo personal, que haga por puro placer.

Creo que a la rutina hay que hacerle un pequeño regalo cada día para tenerla como amiga.

Unos pocos párrafos y comienzo mi aventura con mi nuevo blog.

¡Nos vemos pronto!

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba