Colgante de oro, plata, jaspe rojo y ónix

180,00251,00

Colgante fabricado artesanalmente con oro de 18 kilates o 9 kilates en pieza semicircular de 16 x 9 mm. y placa posterior de plata de 925 milésimas. Pieza semicircular de ónix de 10 mm. y pieza semicircular de jaspe rojo de 25 x 11 mm. Cadena de plata bañada en oro de 18 kilates.

Limpiar

El ​jaspe ​es una​ ​variedad de cuarzo microcristalino de procedencia volcánica. Su color se debe a las múltiples inclusiones que se han ido depositando durante su formación. Suele tener gran variedad de vetas, círculos y mezclas de colores. La palabra jaspe proviene del griego ​iaspis​, que significa “piedra manchada”.

El ​jaspe rojo ​es una variedad opaca del jaspe que debe su color rojo a su alto contenido en hematites. Procede de Madagascar.

El ​ónix​ es una variedad de ágata negra de origen volcánico que está compuesto de sílice y procede de yacimientos de México. Su nombre proviene del griego ​onyx ​que significa “uña” porque según la leyenda griega las piezas de ónix son las uñas de Venus cortadas por Cupido.​ En la antigua Grecia todas las coloraciones de la calcedonia eran llamadas ónix; no fue hasta época romana, cuando el nombre se limitó a los ejemplares más oscuros.

Referencia del producto: c-1515-onix-jaspe-rojo

Ir arriba

Recuerda

Agradecemos tu interés por esta joya. Ten en cuenta que durante el mes de agosto nuestro taller está cerrado y por lo tanto recibirás tu pedido durante la primera quincena de septiembre.
¡Feliz agosto!

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad