Colgante de plata, ágata, cuarzo y ónix

183,00

Collar artesanal de plata de 925 milésimas, pieza circular de ágata bandeada de 50 mm.,pieza circular de ónix de 20 mm. Hilo de cuarzos. Largo del colgante 90 mm.

Disponibilidad: Hay existencias (puede reservarse)

El ​ágata​ es un cuarzo microcristalino de la familia de las calcedonias que procede de Brasil. Es de naturaleza volcánica y debe su variedad de colores a las múltiples inclusiones que se depositaron durante su formación y posterior enfriamiento. Su nombre proviene del río Achates, en Sicilia, donde se encontró por primera vez.

El ​ágata bandeada​ es una variedad de ágata cuyo color natural contiene una gama de tonos que van desde el blanco hasta el negro. En ocasiones es tratada para modificar su color.

El ​ónix​ es una variedad de ágata negra de origen volcánico que está compuesto de sílice y procede de yacimientos de México. Su nombre proviene del griego o​nyx ​que significa “uña” porque según la leyenda griega las piezas de ónix son las uñas de Venus cortadas por Cupido.​ En la antigua Grecia todas las coloraciones de la calcedonia eran llamadas ónix; no fue hasta época romana, cuando el nombre se limitó a los ejemplares más oscuros.

El ​cuarzo​ es un mineral compuesto de sílice que está presente en las rocas ígneas, metamórficas y sedimentarias. Es el mineral más abundante de la corteza terrestre, y su nombre deriva del alemán q​ uarz​ que significa “duro”.

Referencia del producto: c-1560-p

Ir arriba
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad