Colgante de oro, plata, ónix y malaquita

176,00236,00

Colgante artesanal de oro de 18 kilates o 9 kilates en pieza rectangular de 40×4 mm. y placa posterior de plata de 925 milésimas con piezas semicirculares de ónix y malaquita de 25×12 mm. Cadena de acero galvanizado dorado.

Limpiar

El ​ónix​ es una variedad de ágata negra de origen volcánico que está compuesto de sílice y procede de yacimientos de México. Su nombre proviene del griego ​onyx ​que significa “uña” porque según la leyenda griega las piezas de ónix son las uñas de Venus cortadas por Cupido.​ En la antigua Grecia todas las coloraciones de la calcedonia eran llamadas ónix; no fue hasta época romana, cuando el nombre se limitó a los ejemplares más oscuros.

La ​malaquita ​es un mineral que presenta una composición de patrones circulares y ovalados con distintas tonalidades verdosas. Su color se debe a la presencia del cobre sometido a la oxidación. Es un mineral que se encuentra en la naturaleza en pequeños cristales o en estalactitas. La palabra deriva del griego ​malache, que hace referencia a la hoja verde de la “malva”.

Referencia del producto: c-1510-onix-malaquita

Peso N/D
Ir arriba
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad